Beneficios de las escapadas al mar

Con las altas temperaturas una gran parte de veraneantes en vacaciones decide emigrar a la costa para olvidarse de la rutina y cambiar de escenario por unos días.

En ese nuevo escenario incluyen el mar, que les da un cúmulo de beneficios y sensaciones para volver con más energía positiva.

Beneficios del mar y la playa

Son bien conocidos los beneficios del sol para el organismo. Siempre sin abusar, el sol da al cuerpo la vitalidad que necesita, activando la vitamina D que ayuda a la absorción del calcio y del fósforo.

Algo tan simple como pasear por la orilla del mar consigue mejorar la circulación de la sangre y proporciona un masaje natural de pies. Además, el agua salada y el vaivén de las olas tienen poder desinflamante y descontracturante gracias a sus minerales.

En una escapada a la costa, una muy buena acción es la de levantarse temprano para correr por la orilla del mar. Este ejercicio mejora el estado de salud y también, el estado anímico; no hay mejor decorado que el mar para correr.

Para los momentos de relax, un placer inmenso es el de alejarse a una cala tranquila, cerrar los ojos y escuchar el mar. Los beneficios son tanto físicos como psicológicos. Uno aprende a relajarse y, aunque sólo sea por unos minutos, a estar en paz con un mismo.

Además, la brisa marina y la humedad generan una sensación de relax en el cuerpo ¿No te notas cansado tras ir a la playa?

Otro de los beneficios de una escapada a la costa es la disponibilidad de tiempo: borrar de la mente el impulso por mirar el reloj, perder el control de las horas y cambiar el ritmo de vida son sensaciones de tranquilidad que no siempre se pueden conseguir.

Por otra parte, el ambiente vacacional fomenta el buen estado de ánimo, las jornadas al aire libre hace que olvidemos las horas que pasamos entre cuatro pareces, así como la diversión y el ocio nocturno de la costa, que consigue que volvamos renovados.

¿Te vas a la costa de vacaciones? ¿Eres un amante del mar?