Benicarló, pura Costa del Azahar

En la provincia de Castellón (Comunidad Valenciana), en plena Costa del Azahar, encontramos la bella localidad de Benicarló. En este animado núcleo turístico del Mediterráneo todavía es palpable el pasado marinero del municipio, como se refleja en su precioso puerto pesquero que, junto a sus playas y el casco antiguo de la villa, constituyen algunos de sus principales atractivos.

Otro de los encantos de Benicarló es su agradable clima, de tipo mediterráneo, que proporciona a la población unas temperaturas muy suaves a lo largo de todo el año. La media anual es de 18 grados centígrados, mientras que los valores medios oscilan entre los 10 grados de enero y los 25 grados de agosto. En cuanto a las precipitaciones anuales, alcanzan los 442 mm, siendo la época más lluviosa el otoño.

Qué ver en Benicarló

El patrimonio monumental de Benicarló posee edificios tan interesantes como la Capilla del Cristo del Mar, también conocida la Ermita del Cristo del Mar, que está ubicada en la iglesia de San Pedro. Otros destacados monumentos son el convento de San Francisco, construido en el año 1578 y que alberga el Mucbe, el museo de la Ciudad de Benicarló; la iglesia parroquial de San Bartolomé (siglo XVIII); la modernista Iglesia de Santa María, construida en el año 1883 por el arquitecto Manuel Arnau, o la ermita de San Gregorio, situada a dos kilómetros y medio de la población.

La gastronomía de Benicarló

La dieta mediterránea está muy presente en la gastronomía de Benicarló, integrada por productos del mar y de la huerta. Como en toda la Comunidad Valenciana, no faltan los platos elaborados con arroz, como el arròs a banda, la paella del terreny, o el rossejat. 

Destacar también guisos como la “olla barrejada” o las recetas elaboradas con pescados, como el suquet de peix, que se cocina con pescados y mariscos fresquísimos, de los que llegan y se subastan a diario en el puerto, como calamares, sepias, pulpos o lenguados.

También se dan las buenas carnes en la cocina de Benicarló, procedentes del interior de la provincia, y que están presentes en recetas como el cabrito al horno o el conejo al Maestrat. Para los más golosos, disponen de dulces como los pastissets de cabell d’àngel y de moniato, el coc ràpid, los carquinyolis, los rotllets d’anís o los coques de Sant Antoni.

No hay que olvidar uno de los ingredientes estrella de la cocina de Benicarló, la alcachofa, presente incluso en el escudo de la localidad. Benicarló celebra en enero, todos los años, las Jornadas Gastronómicas de la Alcachofa, donde se pueden degustar deliciosos platos cocinados con la afamada Alcachofa de Benicarló, que posee su propia denominación de origen.

Dónde alojarse en Benicarló

La oferta hotelera de Benicarló está encabezada por el Parador Nacional de la localidad, que cuenta con cuatro estrellas; dispone también de los alojamientos de dos estrellas Apartamentos Els Romers, Hotel Apartamentos Marynton y Residencial Mediterranea Benicarlo, y los de una estrella Apartamentos Les Drassanes, Hotel España, Hostal Belmonte II y Hotel Mateu.

La oferta turística de Benicarló

 Además de la excelente oferta de patrimonio y gastronomía que posee Benicarló, la localidad cuenta con maravillosas playas como Playa Norte o Mar Chica, la Playa del Morrongo o la Playa La Caracola.

Otra de las propuestas que no hay que perderse es el calendario festivo de Benicarló, con eventos como las fiestas de Navidad y Reyes; la fiesta de la Alcachofa (enero); las Fallas (marzo); las fiestas patronales en honor de San Bartolomé (24 de agosto); la fiesta de San Antonio Abad, que se celebra el 17 de enero y está declarada Fiesta de Interés Turístico Provincial; San Gregorio, el 9 de mayo; San Isidro, el 15 de mayo, y la Semana Santa, donde participan siete cofradías.