Chiclana,Cádiz en estado puro

En la Bahía de Cádiz, Andalucía, se encuentra uno de los pueblos costeros más emblemáticos de la provincia gaditana. Se trata de Chiclana, un codiciado destinado turístico, especialmente por sus excelentes playas.

A la localidad de Chiclana pertenece Sancti Petri, un islote rodeado de mar y marismas que en tiempos albergó un antiguo poblado marinero, y que hoy en día se halla en ruinas. En la actualidad se está estudiando su reconstrucción pero, como el islote está considerado “zona marítima terrestre”, ha quedado segregado de cualquier ordenamiento público y se verá libre de construcciones residenciales.

También a Chiclana pertenece la macro urbanización de Novo Sancti Petri, con una extensión  de más de 4.000 hectáreas. Está emplazada junto a la fantástica playa de La Barrosa, y  completamente rodeada de pinares.

El clima de Chiclana

Chiclana posee un clima atlántico muy suave, que le permite disfrutar de más de 3.200 horas  de  sol al año. Su temperatura media anual está en torno a los 19 grados centígrados, y no suele  bajar  de los 10 grados ni siquiera en invierno.

En cuanto a  precipitaciones de lluvia, en Chiclana se recoge una media anual de 684 mm,  aunque esta cantidad se ha visto reducida en los últimos años por el cambio climático, por lo  que es muy habitual que sufra sequía durante los meses de verano.

Qué ver en Chiclana

Chiclana cuenta con un interesante patrimonio histórico-monumental, que se reparte en obra civil y religiosa. Dentro de los monumentos religiosos destacan las iglesias de de San Sebastián (siglo XVI), la de San Juan Bautista (siglo XVIII) y la de la Santísima Trinidad (siglo XVII), además de contar con la ermita de Santa Ana (siglo XVIII), la capilla del Santo Cristo (siglo XV) y el convento de Jesús Nazareno (siglo XVII).

Por lo que respecta a la arquitectura civil, en Chiclana merecen una visita las torres del Reloj (siglo XVIII), la de Bermeja y la del Puerco (siglo XVI). También es muy interesante la Casa Consistorial, construida sobre la que fuera casa-palacio de don Alejandro Risso (siglo XVIII).

Existen en Chiclana otras casas-palacios de interés, como la del Conde de Torres (siglo XVIII), la del Conde del Pinar (siglo XVIII) o la de las Cinco Torres (siglo XIX).

Imprescindible recorrer el casco antiguo de Chiclana, que ha sido declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía, y en Sancti Petri se pueden visitar el castillo y el faro homónimos, ambos del siglo XVII.

Comer y dormir en Chiclana

La gastronomía de Chiclana, como toda la de la provincia de Cádiz, especialmente la de las localidades de las zonas costeras, es conocida internacionalmente por sus excelentes pescados y mariscos, con los que se preparan platos tan típicos como el pescaito frito, el bienmesabe, las tortillas de camarones o el pescado a la teja.

Pero en Chiclana también es famosa su charcutería, especialmente la butifarra chiclanera y los chicharrones. Para acompañar toda estas viandas, nada mejor que un vino blanco de Chiclana. También elaboran en esta zona deliciosos moscateles y el famoso vino de Jerez, ya que Chiclana está incluida dentro de la “Zona de Producción” de la Denominación de origen Jerez-Xerez-Sherry.

En cuanto a la repostería, señalar las Campanas de Santa Ana, los rosquetes de Semana Santa o las tortas de almendra que se elaboran en el convento de las RR.MM. Agustinas Recoletas.

La oferta de alojamiento de Chiclana y Novo Sancti Petri incluye fantásticos hoteles de cinco estrellas como el Barceló Sancti Petri, el Barrosa Palace o el Meliá Sancti Petri. Dentro de la categoría de cuatro estrellas se encuentran el Aparthotel Tartessus Sancti Petri, el hotel Valentín Sancti Petri, el Iberostar Andalucía Playa, el Vincci Costa Golf o el Hipotels Complejo Barrosa.

La oferta hotelera se completa con alojamientos más económicos de tres estrellas o menos, como pueden ser el hotel Alborán Chiclana, el aparthotel Las Dunas, el hotel Cortijo Los Gallos, el Marisma Sancti Petri, el hostal Villa, el hostal El Campanario o el Hotel Escuela Fuentemar.

La oferta turística de Chiclana

Todos aquellos que visiten Chiclana descubrirán un hermoso y animado municipio, ideal para disfrutar de sus playas, como la de La Barrosa o la de Sancti Petri. La oferta se completa con un interesante legado cultural y monumental, con una excelente oferta gastronómica y con sus fantásticas bodegas.

Los amantes del deporte cuentan con tres campos de golf, pistas de paddle y la posibilidad de realizar rutas a caballo o en bicicleta, además de poder disfrutar de deportes acuáticos como el windsurf y el kitesurf. 

El entorno natural de Chiclana es también un excelente reclamo, con lugares tan bellos como el Paraje Natural de las Marismas de Sancti-Petri, que posee 170 hectáreas de marisma natural de una gran riqueza biológica, o las lagunas de Jeli y de Montellano, que ocupan 49 hectáreas protegidas donde habita una gran diversidad de aves acuáticas.