Viaje al corazón de las Islas Griegas

 

Hace una década las islas griegas comenzaron a ser uno de los destinos más buscados por los viajeros. Este viaje ofrece a los turistas relax en un lugar donde se conjugan el sol, el mar y la historia. La diversidad de paisajes y la riqueza de su patrimonio hacen de un viaje a las islas griegas una aventura inolvidable.

Las islas griegas se componen por 1400 islas de las cuales una décima parte están deshabitadas. Diseminadas por las aguas de los mares Egeo y Jónico, rivalizan en belleza gracias a sus playas bordeadas por agua turquesa y sus numerosos vestigios arqueológicos.

Las islas están divididas en 4 grupos principales, las islas Cícladas, las islas Jónicas, las islas del Dodecaneso y la isla de Creta. El archipiélago de las Cícladas se sitúa al sur del mar Egeo y se compone de 39 islas de las cuales un tercio están habitadas. Consideradas como las más conocidas de Grecia, estas islas albergan magníficas casas blancas con ventanas azules, iglesias bizantinas ubicadas en el corazón de pequeñas calles estrechas de pueblos tradicionales cuyos castillos dominan preciosas playas de arena fina. Las islas Jónicas están constituidas por 7 islas principales de las cuales la más conocida es Corfú.

Estos trocitos de tierra abrigan una vegetación densa y esplendidos paisajes. Las islas del Dodecaneso son las más alejadas del continente con un pasado particularmente accidentado presentan una gran diversidad arquitectónica con antiguos castillos y pequeños pero encantadores pueblos. El lugar más reputado es Rodas, destino medieval donde sus habitantes son sumamente amables. La isla de Creta es la más grande de todas las islas griegas. Situada al sur del continente, esta isla ha desarrollado su propia lengua y sus propias costumbres. Es una isla montañosa que alberga el bosque de palmeras más grande de Europa. Numerosos pueblos invitan a descubrir las más bellas iglesias bizantinas y las ruinas de la civilización minoica, la más antigua de Europa. El palacio de Knossos es uno de los monumentos más emblemáticos de Creta. Un crucero por islas griegas es una verdadera escapada al corazón de la cultura griega.

Estas tierras de leyenda y de historia son preferiblemente visitadas la primavera o el otoño para evitar las masificaciones. Este viaje rico en emociones tiene etapas para los más tranquilos y los más animados como por ejemplo Mykonos la capital de la fiesta.