El mejor golf, en Andalucía

Cada vez son más los turistas que viajan a España para jugar al golf. Sí, este deporte es el principal motivo por el que cada año más de un millón de personas pone rumbo a tierras hispanas. Esto no debería extrañar a nadie: en la Península y los dos archipiélagos insulares se encuentran algunos de los mejores campos de golf de toda Europa, alguno incluso considerado de los más destacados del mundo (caso del famoso Valderrama).

Tanto en la costa levantina como en Cataluña, Madrid y en el sur se concentran los más reconocidos, pero si realmente hay una zona por antonomasia que es sinónimo de GOLF con mayúsculas esa es la provincia de Málaga, más concretamente Marbella y su conocida como ‘Costa del Golf’. Eso ya lo dice todo. Este destino cuenta con la mayor densidad de campos de golf de la Europa continental y muchos motivos han convertido la región es ‘favorita’ por los turistas de golf.

campos de golf marbella

El primero es el clima. La benignidad del tiempo en esta zona es prácticamente el principal aspecto que ha hecho de la Costa del Sol la Costa del Golf. Y es que ese buen tiempo ha permitido construir magníficos campos en lugares estupendos, con temperaturas muy suaves todo el año y en entornos naturales únicos. Este es otro punto clave: el enclave. Marbella es un término municipal que ofrece magníficos lugares para la construcción de infraestructuras de golf. Es todo un privilegio poder saltar al campo y tener, a un lado, la montaña. Al otro, el Mediterráneo. Esa belleza natural es un gran aliciente para los que visitan la zona.

Muy unidos a los aspectos anteriores están los campos de golf. Obviamente, uno y otro han permitido alzar magníficos espacios en los que poder practicar este deporte tan famoso. Unido a ellos, y conforme fue creciendo la afluencia de viajeros de golf, se fueron poniendo en marcha todo tipo de infraestructuras para satisfacer las necesidades de servicios que tenían los turistas. Primando por encima de todo la calidad, hoy en día es un lugar excepcional que no solo acoge personas que a nivel individual quieren jugar al golf, sino que también se celebran muchísimos torneos y competiciones de gran relevancia.

Todos estos motivos hacen de la Costa del Sol un lugar único para el turismo de golf, un segmento de mercado que ha nacido para crecer y quedarse. De hecho, poco a poco empieza a hacerse mayor.