Escapada a Estepona, en la malagueña Costa del Sol

Estepona es una de las localidades más visitadas de la Costa del Sol, en gran parte debido a sus importantes infraestructuras turísticas y a sus excelentes playas. Esta localidad malagueña de la comunidad andaluza se halla al pie de la gran montaña de Sierra Bermeja y frente a las aguas del mar Mediterráneo.

Entre sus playas destaca la céntrica La Rada, dotada de un gran paseo en el que se pueden encontrar todos los servicios necesarios para pasar unas buenas vacaciones en cualquier época del año.

Estepona tiene otras playas, como la de La Galera, Bahía Dorada, El Saladillo o la conocida playa naturista de Costa Natura, en Arroyo Vaquero.

El clima de Estepona

El clima de Estepona es mediterráneo, y su principal característica son las suaves temperaturas que se dan a lo largo de todo el año. Su cercanía al Estrecho de Gibraltar posibilita el índice de precipitaciones, alrededor de 900 litros anuales por metro cuadrado.

En cuanto a la temperatura media anual, es de 17 grados centígrados, aunque en verano pueden superarse con facilidad los 40 grados y en invierno no suele bajar de los 10 grados. Estepona disfruta de 2.850 horas de sol al año.

Qué ver en Estepona

El excesivo urbanismo turístico que impera en gran parte de Estepona, como en otras muchas localidades de la Costa del Sol, se contrarresta con lugares tan especiales como el casco viejo del municipio. Allí se pueden visitar monumentos como la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios (siglo XVIII) o la Torre del Reloj.

Otros lugares de interés que visitar en Estepona son la ermita del Calvario (siglo XVIII), el Castillo de San Luis (siglo XV) y varías torres vigías erigidas entre los siglos XV y XVI.

Merecen también una visita los museos Etnográfico, Taurino, de Paleontología o el Museo dedicado al director de cine Luis García Berlanga, así como la plaza de las Flores, la plaza de Toros, el Centro de Interpretación Dolménica de Corominas, el paseo marítimo y el puerto deportivo. Estos dos últimos son los lugares más animados de la localidad.

Comer y dormir en Estepona

Como toda la cocina malagueña, la gastronomía de Estepona es muy mediterránea, y entre sus platos más típicos se encuentran el pescado a la sal, la fritura malagueña, la ensalada de pulpo, las sardinas en espeto o a la teja.

También son muy tradicionales en la cocina de Estepona las sopas, como el gazpachuelo (con pan, mayonesa y patatas), el ajoblanco (con almendras, aceite y uvas) o la sopa campera (de patata). En cuanto a los vinos, son muy reconocidos en toda la provincia los dulces, producidos bajo la Denominación de Origen Málaga.

Por su parte, la oferta de alojamiento de Estepona incluye excelentes hoteles de cinco estrellas como el Kempinski Hotel Bahía, el Gran Hotel Elba Estepona & Thalaso Spa G.L o el Marriott’s Playa Andaluza.

Dentro de la categoría de cuatro estrellas se encuentran el hotel Atalaya Park Golf Hotel & Resort, el Fuerte Estepona Suites Spa & Luxury Apartments, el H10 Estepona Palace o el Pierre & Vacances Estepona.

La categoría de tres estrellas se halla cubierta por el hotel Isdabe, el Cortijo Del Mar Resort, el Hotel Valle Romano Resort o el Hotel Selwo Lodge. De dos y una estrella están el Hospedería V Centenario, el Hacienda Beach, el Mediterráneo o Las Brisas.

La oferta turística de Estepona

Además de un buen número de playas de gran calidad y una completísima infraestructura de alojamiento y restauración, Estepona ofrece al viajero múltiples propuestas de ocio.

La población esteponera gusta de hacer mucha vida al aire libre, gracias a su privilegiado clima, y cuentan con actividades como el kite surf, las excursiones para avistar cetáceos o la visita al parque Selwo Aventura, con más de 2.000 animales procedentes de los cinco continentes.

El turismo de relax y bienestar es otra buena posibilidad de disfrutar de Estepona, que  posee un alto número de establecimientos dedicados a la salud y belleza, con circuitos de talasoterapia, spa, circuitos termales, tratamientos adelgazantes o de estética.

Lo más festivos no deben dejar de visitar Estepona en Semana Santa, cuando salen sus pasos de costaleros y de porteadores; durante la Feria y las Fiestas Mayores, a principios de julio, o en la Festividad de la Virgen del Carmen (16 de julio), que reúne a todos los habitantes y visitantes de la costa para disfrutar de la bella procesión marítima.