La bella localidad de Agüimes, en Gran Canaria.

Gran Canaria (Islas Canarias) ofrece a cuantos la visitan infinidad de magníficas propuestas. Una de ella es Agüimes, un encantador pueblo, perteneciente a la provincia de Las Palmas, que está situado en la parte más bonita de la isla. Su bello entorno natural acoge fantásticos espacios naturales, como el Barranco de Guayadeque.

El origen de Agüimes como municipio se remonta al año 1491, cuando la isla fue conquistada por el Reino de Castilla. En esta zona se formó un destacado asentamiento de habitantes autóctonos de Gran Canaria, que pasó a ser un señorío episcopal a las órdenes de los Reyes Católicos.

Pero ya en la antigüedad existían moradores en los territorios que actualmente ocupa Agüimes, y de ello dan constancia varios destacados asentamientos prehispánicos, como el propio casco histórico de Agüimes, Guayadeque y Temisas.

A la belleza y los atractivos culturales de Agüimes se une su magnífico clima, que se mantiene primaveral prácticamente todo el año. La temperatura media en invierno es de 17 grados, mientras que durante los meses de verano es de 25 grados.

Qué ver en Agüimes

Agüimes dispone de un Centro de Interpretación, situado en la Plaza de San Antón, que ayuda a los visitantes a conocer a fondo el valioso patrimonio de la localidad. Por ejemplo, las peculiares características históricas, arquitectónicas e artísticas de su interesante Casco Histórico: las casas de los campesinos, las villas de las familias burguesas, los talleres artesanales, los edificios religiosos o los yacimientos arqueológicos.

En el apartado de la arquitectura religiosa llama la atención el Templo Parroquial de San Sebastián, que fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981. De estilo neoclásico, este edificio de corte catedralicio fue realizado en piedra.

Señalar también el patrimonio natural de Agüimes, con dos parajes excepcionales: Temisas y Guayadeque. El profundo barranco de Guayadeque divide Gran Canaria, y en él se encuentran el poblado troglodita de Cueva Bermeja, la capilla de San Bartolomé Apóstol y algunos de los mejores restaurantes de cocina tradicional canaria de la isla. Durante los meses de de enero y febrero florecen en Guayadeque los numerosos almendros de la zona, ofreciendo todo un espectáculo visual. Por su parte, Temisas es un bello entorno paisajístico que está declarado Caserío Canario Representativo por el Gobierno de Canarias.

Comer y alojarse en Agüimes

Siguiendo la línea de la tradicional gastronomía canaria, Agüimes ofrece la típica cocina de las Islas, aunque con algunas características propias. Los platos tradicionales son los potajes, los mojos, las carnes y pescados a la brasa o los quesos de la localidad. Para acompañarlos cuentan con los licores y vinos autóctonos.

Agüimes es famoso por el magnífico pan que se elabora en sus tahonas. No en vano, en la isla existe una expresión popular que dice: “Es más bueno que el pan de Agüimes”.

En cuanto a la oferta de alojamiento, en Agüimes se encuentra el hotel rural Casa de los Camellos, que está ubicado en el casco viejo. Antiguamente era un granero que albergaba a los camellos que usaban los mercaderes para trasladarse por la región.

La oferta turística de Agüimes

Entre los numerosos atractivos que Agüimes ofrece al viajero están la posibilidad de descubrir su recorrer su casco histórico, realizar excursiones por sus bellos parajes naturales o disfrutar de sus magníficas playas, como la Playa de Vargas, que está muy valorada a nivel internacional entre aquellos que practican el windsurfing radical. Por ello, Agüimes acoge una prueba del campeonato mundial, el Vargas PWA Wave Classic Grand Prix.

Los aficionados al buceo encontrarán en Agüimes la fantástica Playa de El Cabrón, de gran riqueza biológica y ecológica. En el municipio existen otras dos playas, la Playa de Arinaga y la de Balos.

Para los adictos a las compras, en Agüimes podrán adquirir diferente artículos realizados artesanalmente, como la peculiar cerámica calada, muy reconocida en toda la isla de Gran Canaria.