La belleza de las playas croatas

Playa de Dubrovnik, imagen de Dario Alvarez

Playa de Dubrovnik, imagen de Dario Alvarez

Como ya comentamos en una entrada anterior, hay muchos tipos de viajeros, los hay que buscan destinos con historia, los que buscan experiencias, los que buscan relax. Pero también los hay que buscan destinos de sol y playa para el verano. Pero buscar un destino de estos últimos que se salgo de lo corriente puede acabar por resultar exasperante. ¿Cómo viajar a un destino de playa fuera de España sin tener que gastarnos un dineral el cruzar el Atlántico? Aunque no lo creáis, una opción perfecta la encontráis en la mismísima Europa. Es Croacia.

La belleza de sus playas es algo de lo que me han hablado en varias ocasiones, y desde luego, que el 20% del PIB de Croacia lo aporte el turismo es una prueba de ello. Aunque la mayoría de turistas que pasan allí sus vacaciones proceden de Alemania, Eslovenia, Austria y República Checa, viajar allí durante el verano es una buena opción de playa para cualquier viajero en busca de sol y playa.

Aunque Croacia es un país cercano al Mediterráneo, sus costas estas bañadas por el mar Adriático. La escasez de oleaje hace que las condiciones del mar sean distintas, y en consecuencia, que las playas también sean ligeramente diferentes. Aunque comparten un clima cálido mediterráneo, la arena tiende a ser de grava, piedras o arena gruesa. ¡No te olvides las sandalias!

En otro aspecto que notarás el contraste con las costas españolas, y que te enamorará sin duda, es la claridad de las aguas. Tan cristalinas y limpias que podrás apreciar el fondo marino y los peces que habitan en las costas croatas con mucha facilidad. La diversidad de ambientes que encontrarás en sus más de mil islas y 6.000 kilómetros de playas pone a tus disposición unas vacaciones de ensueño junto al mar.

Entre sus playas puedes encontrar algunas de lo más singulares. Esta selección te orientará para encoger la playa que más se ajuste a tus vacaciones perfectas.

Imagen de Martin Garri

Playa de Croacia, imagen de Martin Garri

La isla de Banje es sin duda la más famosa de Dubrovnik. Es la más popular de todas de las playas croatas y Destaca principalmente por sus maravillosas vistas de la muralla de la ciudad croata desde la mismísima costa, así como su cercanía a la isla de Lokrum. Muy conocida y frecuentada por turistas, cuenta con todos los servicios imaginables. En ella puedes practicar todo tipo de deportes acuáticos o tomar algo en los bares cercanos. Al caer la noche, no te puedes perder el ambiente nocturno.

La playa de Zlatni Rat ( en la Isla de Brat, conocida también como El Cabo Dorado o Cuerno de Oro) debe su nombre a su peculiar forma, alargada y estrecha, que cambia con las mareas y el viento. Es una de las postales más famosas de Croacia, y se ha convertido un paraíso para los surfistas ya que el viento siempre está presente en esta peculiar geografía de la costa croata. Podrás tanto practicar windsurf como submarinismo en sus costas. ¡No te faltará diversión!

Proizd es una pequeña isla situada junto a la isla de Korcula. Para acceder a ella hay que coger un bote y en tan solo media hora ya te encuentras con el paraíso. Playas blancas, calas escondidas, agua turquesa transparente y el olor a sal y pinos te transportarán a otro mundo. Haz un break para comer y prueba el pequeño restaurante que hay junto al muelle. ¡Las vacaciones perfectas!

Las Islas Pakleni (Pkleni Otoci) son un grupo de 20 pequeños islotes. La isla de Hvar, la llamada Ibiza croata, es una parada imprescindible barco para los que disfrutan de el ambiente más animado y festivo; está situada frente a las Pakleni y a 20 minutos en barco. Puro ambiente mediterráneo en estas islas croatas.

Comments
  1. graciela |
  2. admin |