Los encantos de Laponia

Cuando uno piensa en destinos como Laponia, no puede dejar de pensar en el frío, en la nieve y quizás en esquiar. ¿Porqué viajar a dónde Cristo perdió el gorro si no hubiera nada más atractivo que ésto? Pues precisamente si que lo hay, por eso hoy escribimos sobre esta región escandinava que esconde algunos secretos que quizá no conozcas.

Lo que más sorprende, aunque parezca mentira, de Laponia son tres cosas de lo más naturales. Para los locales no es más que prácticamente el día a día, pero para un viajero que no conoce estas zonas del mundo puede traducirse en magia.

 

Auroras Boreales

Laponia es básicamente la región más al norte de Europa y que esta repartida entre Noruega, Finlandia, Rusia y Suecia. Una latitud tan alta le otorga el placer de ser testigo de uno de los fenómenos naturales más bellos que hay sobre la Tierra: las auroras boreales.

auroras

 Este fenómeno mas o menos fácil de explicar produce unas luces visibles por la noche de colores y que ondean por el cielo nocturno. Estas luces son el resultado de los electrones que manda el sol y que el campo magnético terrestre desvía hacia los polos. Etas partículas cargadas, al chocar con las altas capas de nuestra atmósfera producen colores muy brillantes. Un auténtico espectáculo para los ojos que no puedes perderte. Sin duda un buen motivo para viajar a Laponia.

 

Alces y renos

El símbolo de la Laponia está íntimamente ligado con la naturaleza: es el alce. Un animal que con es gran cornamenta impresiona a cualquiera. Otro animal muy representativo de la zona y que es dificil de encontrar fuera de esta región es el reno. Un animal íntimamente relacionado con Papa Noel, la casa de Santa Claus esta cerca y que lógicamente supone un reclamo más para los amantes de la Navidad. Es precisamente en la Laponia finlandesa donde podemos encontrar la casa de Santa Claus en Rovaniemi, ciudad de la que ya os hemos hablado en Solo quiero viajes.

renos

 

Gastronomía

Al ser una zona geográfica que toca cuatro países distintos, su gastronomía varía según la cercanía a las distintas fronteras. Sin embargo hay algunos platos locales que destacan como el suutarinlohi, arenque marinado con cebolla y pimientos. Por otra parte, los productos básicos en la cocina local son la carne de reno, abundante en esta zona, así como el salmón, muy abundante en los mares de la zona.