6 recorridos turísticos por París

Te enseñamos la fantástica y glamurosa ciudad de París a través de seis recorridos que no te puedes perder. En el siguiente artículo te describimos las principales rutas para que conozcas los monumentos, edificios y sitios de interés que se sitúan a la cabeza de “las cosas indispensables que hay que ver en París”. Toma nota y coge un mapa ¡Empezamos nuestra andadura por la mágica capital francesa!

Mapa París

 Primer recorrido

El plato fuerte comienza aquí mismo, con el Arco del Triunfo y concluye con una de las visitas más esperadas de todas, la de la Torre Eiffel. Cálzate buenas zapatillas y coge provisiones, porque el camino es largo pero muy satisfactorio.

Arco del Triunfo: tienes que acercarte hasta aquí para conocer de primera mano el esplendor francés que se vivió en la época de Napoleón y que rinde homenaje a sus triunfos y glorias militares. El arco se sitúa sobre una glorieta desde la que salen muchas avenidas, entre ellas la de los Campos Elíseos, un paseo que también te recomendamos. 

Templo de Madeleine: su estructura recuerda a las construcciones propias de la Grecia clásica. Su fachada cuenta con 52 columnas corintias. El interior está sumido en la penumbra y cuenta con una decoración escasa, pero de esta sencillez radica su belleza espectacular.

Puente Alejandro III: considerado como el puente más bonito de París. Este puente te sorprenderá por el conjunto de figuras que lo decoran: cupidos, querubines, ninfas y caballos alados de colores dorados y bronces muy llamativos. 

Palacio de Bourbon: es un edificio de gran importancia pues se trata de la actual sede oficial de la Asamblea Nacional. Situada de cara al río Senna, en la parte izquierda de la ciudad. El edificio es espectacular en decoración, arquitectura e historia.

Los Inválidos: su función era la de servir de residencia para los soldados franceses retirados. La tumba de Napoln se encuentra en la Iglesia del Domo. Aquí podrás conocer la historia de la armada francesa, por ello se convierte en indispensable visitar Les Invalides y todo lo que en su interior acoge: jardines, iglesias, museos…

Torre Eiffel: te recomendamos visitar la Torre Eiffel cuando cae la noche, es en este momento cuando miles de personas esperan sentados pacientemente, en la explanada que hay en frente de la torre, a que ésta se ilumine. Un espectáculo de gran valor. 

Suzanne Vaillancourt

Puente Alexandre III y Les Inválides//Suzanne Vaillancourt

Segundo recorrido

Un segundo recorrido muy cultural, es hora de visitar el museo de Louvre, lugar de gran importancia que alberga obras maestras de artistas famosos. En la Ille de la Cité nos esperan también dos edificios que son símbolos por excelencia parisinos.

Notre Dame: situado en la Ille de la Cité, una de las construcciones góticas más antiguas del mundo. Lo más impactante son sus dos torres, de 69 metros. El campanario y las gárgolas que decoran su fachada también nos transportan a la magnífica historia del Jorobado de Notre Dame.

Sainte Chapelle: ésta construcción, junto con Notre Dame, dominan por completo la Ille de la Cité y se alzan imponiéndose al río Senna, que rodea ambas construcciones otorgándoles una posición privilegiada. La vista exterior de la fachada te impresionará, pero aún más impactantes son las vidrieras, por lo que te aconsejamos que la visites por dentro. 

Museo de Louvre: París cuenta con muchos museos de gran interés histórico y artístico, pero el Louvre se lleva la mejor parte al ser uno de los museos más importantes, no solo de París ni de Francia, sino del mundo entero. Podrás disfrutar de grandes obras como La Gioconda de Leonardo da Vinci, La Venus de Milo, La Victoria de Samotracia y muchos más.

 Fuente Stravinsky: mientras tomas un café o reposas puedes deleitarte con las 16 esculturas que adornan la fuente, son figuras en movimiento y a todo color creadas por Igor Stravinsky. Muy cerca de aquí se encuentra el Centro Pompidou y la Iglesia Saint-Merri por si deseas realizar una visita de última hora a estos dos lugares de interés turístico.

Claire Dorrian

Fuente Stravinsky//Claire Dorrian

Tercer recorrido

El tercer recorrido supone un paseo tranquilo por la ciudad, mientras llegas a estos lugares que te proponemos puedes observar el entorno de París, la gente que se concentra en el Senna, las calles estrechas repletas de gente y los locales y establecimientos que venden cosas típicas y tradicionales.

Panthéon: se construyó antes incluso que la Torre Eiffel, por tanto el Panthéon suponía el lugar de más altura de la ciudad, desde donde se podían obtener las mejores vistas de París. Mezcla la arquitectura gótica con la griega y el resultado es impresionante.

Palacio Luxemburgo: es la sede del Senado francés. Rodeado por unos jardines extensos y muy coloridos, con todo tipo de flores, plantas y árboles. Son los jardines más bonitos de toda la ciudad, por donde podrás dar largos paseos, observar sus fuentes y cómo no, comer algo. 

Torre de Montparnasse: no siempre esta enorme torre fue bien recibida por la sociedad parisina, pues anclados en la idea de que desentonaba y no encajaba en una París definida por sus edificios clásicos, se abrió una gran controversia a cerca de la construcción de dicha torre. Hoy en día acoge a muchos turistas que desean subir a lo más alto para observar las increíbles vistas, donde además puedes comer en la cafetería y descansar rodeado por una altura de vértigo.

Emma Morgan

Palacio Luxemburgo//Emma Morgan

Cuarto recorrido

Acabados con los recorridos que enlazan los monumentos más emblemáticos de la ciudad es hora de adentrarse en los barrios más peculiares, en las zonas que acogen otros lugares de gran interés turístico o comercial y donde además también encontramos monumentos interesantes.

El barrio de Montmartré: donde eternamente huele a pan recién hecho. Un barrio definido por las subidas y bajadas de sus calles, por la gran diversidad de cafeterías que presentan esa decoración típica parisina, y las pastelerías donde encontramos los dulces más deliciosos de París. Montmartré es el barrio de los artistas y en este lugar encontramos La Basílica de la Sacre Coeur que se encuentra situada en la zona más alta de este distrito y desde donde obtenemos impresionantes panorámicas de la ciudad desde la perspectiva tan idílica y encantadora que aporta el barrio de Montmartré.

 Además, en este barrio encontramos muchas calles dedicadas exclusivamente al ocio y a la gastronomía. Lugares donde poder cenar por la noche y tomar una copa después, observar un espectáculo o dar un paseo entre las callejuelas. Hay dos áreas diferenciadas: Plaza Pigalle y alrededores donde abundan sex-shops y cabarets como el Moulan Rouge. Y la otra zona se corresponde con la parte más bohemia, la zona que representa al “barrio de los pintores” y que se enmarca dentro de los albores definidos por la Place de Tertre.

Anna Lippincott

Sacre Coeur//Anna Lippincott

Quinto recorrido

Otra zona de gran interés comercial es la que se encuentra en el noveno distrito y que recibe el nombre de “Arrondissement de l’Opéra“, aquí encontramos la Ópera Garnier, de referencia musical mundial y Las Galerías Lafayette, unos grandes almacenes comerciales donde poder comprar todo tipo de cosas y donde observar la enorme y colorida cúpula que corona estas galerías.

Sexto recorrido

Por último nos queda la Biblioteca Nacional de Francia que es un lugar de gran interés cultural. Se trata de la biblioteca más importante de Francia y también del mundo. Te sorprenderá ver que en su interior se hallan más de treinta millones de volúmenes en formato físico, aunque también es destacable por Gallica, su biblioteca digital que es muy amplia. En total cuenta con colecciones completas de mapas, monedas, documentos, estampas y otros registros sonoros. La Biblioteca Nacional de Francia es un enorme tesoro.

A pesar de que existan muchos lugares aún por ver estos son los principales, digamos que son los lugares de referencia de París y que todo turista visita cuando aterriza en la capital francesa. Nosotros te recomendamos estas seis rutas pero también te aconsejamos que callejees por la ciudad, que montes en barco a través del Senna y por supuesto, si sobra tiempo, visitar el Palacio de Versalles; y si vas con niños es fundamental pasar un día entero en Disneyland París.