Roma, una de las ciudades favoritas para viajes por Europa.

La ciudad eterna, sin duda alguna. La capital de Italia puede presumir de ser una de las urbes más visitadas del Viejo Continente, entre las favoritas para los viajes por Europa, algo que no ha de extrañarnos nada, la verdad. Y es que tiene tantos encantos que sería difícil realmente resumirlos en un post: a nivel monumental, el Coliseo, el Foro Romano, la Fontana de Trevi; a nivel cultural, museos y salas de exposiciones numerosísimas, la Ciudad del Vaticano, con algunas de las obras de artemás importantes del mundo; a nivel de ocio, teatros, cines, espectáculos de todo tipo; y qué decir de la gastronomía, con sus pastas, pizzas y risottos entre las preferencias culinarias de medio mundo.

Es por eso que no se puede decir sin miedo a equivocarse que Roma es a día de hoy una de las principales preferencias a la hora de decidirse por viajes por Europa. Esto ha hecho que se haya escrito muchísimo sobre la ciudad y sus monumentos y principales puntos de interés. Y es por ello que hoy queremos proponeros una forma diferente de recorrer las bulliciosas calles y plazas romanas. Lo hemos visto en un blog de viajes y nos ha encantado la idea: ¿Qué os parecería hacer una ruta en Vespa por Roma???

Seguro que la escena os recuerda, como a nosotros, a una famosísima película de Audrey Hepburn, ‘Vacaciones en Roma’, junto a un encantador Gregory Peck. Pues bien. Existen ya varias empresas en la capital italiana que ofrecen este tipo de rutas turísticas y merece la pena optar por ellas. Eso sí, ¡con cuidado con los conductores romanos! Como algunos ya sabréis, se caracterizan por ser demasiado alocados y violentos al volante, así que más vale ir con pies de plomo y con mil ojos.

Estas rutas alternativas en moto por Roma ofrecen diferentes recorridos. Uno de los que más nos ha llamado la atención en el blog es el que precisamente recorre algunos de los escenarios que aparecen en la citada película. Por ejemplo, el Coliseo, la Plaza de España y la Boca de la Verdad, uno de los lugares donde se rodó una encantadora escena, con Audrey dudando si introducir su mano o no.

Lo bueno de estas rutas en Vespa es que no solo te llevan a estos hermosos sitios, sino que también se hacen paradas en todos estos rincones para que podamos hacer fotos y contemplarlos de cerca. Suelen durar en torno a cuatro horas y de verdad que os recomendamos probarlo. Si vivís la experiencia, por supuesto, ¡esperamos impresiones!