Shibuya, barrio singular de Tokio

Tokio es una de las ciudades más pobladas y más modernas del mundo. Se encuentra en el centro-este dela isla de Honsu, y en ella conviven más de 13 millones de habitantes, además de ser la capital oficial de Japón. Aunque en el valle de Tokio siempre han existido asentamientos, no fue hasta el año 1457 cuando se formó la ciudad como tal, por lo que hablamos de una ciudad de orígenes muy recientes.

El ‘skyline’ de la ciudad destaca por su alta densidad de edificios, al igual que de habitantes, y por el gran número de rascacielos. Tiene también la mayor economía en una ciudad del mundo, lo que la convierte en la tercera potencia económica mundial. Japón se configura pues como el principal centro comercial de Asia. Pero ¿qué ver si viajamos a Tokio? ¿Cuales serán nuestras paradas en un viaje a esta ciudad?

cruce

Uno de las zonas de Tokio que note puedes perder en la del Barrio de Shibuya. Es famoso internacionalmente por tener el cruce más transitado de todo el mundo. De hecho cuando la gente comienza a cruzar hasta se tiene la extraña ilusión de que como viajero estas asistiendo a un combate de dos ejércitos de oficinistas y ejecutivos japoneses en plena urbe.

Aunque Shibuya es esencialmente un distrito comercial y profesional, también tiene muchas opciones de ocio y entretenimiento. Adentrarte en sus calles es descubrir la cultura japonesa moderna es su forma más pura. Este barrio posee de todo, desde tiendas comunes, hasta recreativos, bazares y restaurantes aptos para todos los bolsillos. Hasta incluso enormes centros comerciales, el más conocido es el de Shibuya 109.

hachiko

Es también en este peculiar barrio dónde encontramos la estatua del perro Hachiko. Justo en frente de su famoso cruce nos encontramos con la estación y cuya plaza recibe éste mismo nombre en honor a un perro fiel que esperó en esta plaza a su amo durante años tras la muerte de éste. Este es sin duda el punto de encuentro más popular en Tokio, además de ser el lugar dónde se dan cita las parejas.

Otra parada en tu ruta por este peculiar barrio de Japón es el impresionante NTT Docomo Yoyogi Building, un rascacielos de 240 metros de altura, el tercero más alto de Tokio, y desde 2002 es la torre con reloj más alta del mundo. La parte superior del edificio tiene luces de colores que indican el pronóstico meteorológico y las lluvias para el mismo día. La energía solar que capta el edificio se utiliza para suministrar la energía al edificio.

Tu última parada de Shibuya es el Yoyogi Park, uno de los parques más grandes de Tokio. Esta zona es la que se utilizó en 1964 para albergar a los atletas que participaban en los Juegos Olímpicos así como sede del Gimnasio Nacional de Yoyogi. EN los Juegos de 2020 este parque acogerá los campeonatos de balonmano.