Vacaciones en Castilla y León: los Arribes del Duero

El Parque Natural de Arribes del Duero es un espectacular emplazamiento natural situado en la frontera de la comunidad de Castilla y León con Portugal. Los Arribes guardan una de las áreas más ancestrales de la Península, con comarcas y municipios en los que parece que el tiempo se detuvo. Un lugar que no te puedes perder en tus próximos viajes y que, sin duda, puede ser una magnífica experiencia durante tus vacaciones.

Si eres amante del senderismo y de los parajes naturales, podrás disfrutar de increíbles rutas en un entorno natural muy especial, por ejemplo, el trayecto que sigue una antigua línea ferroviaria abandonada que unía esta parte de Castilla y León con el país luso. Un paraje con espléndidos miradores naturales y salpicado por poblaciones encantadoras asomadas al borde de los Arribes (Hinojosa de Duero, Mieza, Saucelle…). Respecto a los miradores, hay varios que te dejarán impresionado, como son el Picón de Felipe o el Mirador del Fraile. Algunos tienen acceso en coche y a otros hay que llegar a pie o en bicicleta de montaña por hermosos senderos, disfrutando de las vistas y respirando aire puro. Y es que las vistas son verdaderamente espectaculares, con tramos de más de 400 metros de altura.

Duero

©  Guillén Pérez

Este Parque Natural se ha ido originando durante siglos por la erosión de los ríos Duero, Uces y Huebra. Es, concretamente, en el cañón formado por el río Uces, donde se localiza un punto que tienes que visitar: el Pozo de los Humos, la cascada más asombrosa de toda la Península, donde el agua cae a más de 200 metros de altura.

Para concluir, cabe destacar un pueblo como Fermoselle (Zamora), que cuenta con un bello castillo del siglo XIII, con entrañables calles empedradas y bodegas tradicionales. Asimismo, no puedes escapar la ocasión de embarcar en algún crucero guiado que recorre el Duero entre los elevados cañones.

www.flickr.com/photos/mossaiq/2616544094

Comments
  1. Con la mochila |