Vall de Boí, en Lérida, para disfrutar todo el año

En la comarca catalana de la Alta Ribagorza se halla el leridano Vall de Boí, formado por hermosos valles y sierras que albergan varios municipios. Es el caso de la localidad de Barruera, la más animada por su actividad comercial y la tercera más habitada del municipio, por detrás de Taüll (situada a 1.500 metros de altura) y Boí (1.220 metros de altura).

El Vall de Boí también alberga el bello Parque Nacional de Aigüestortes, un auténtico paraíso cubierto de cristalinos lagos y rodeado de cumbres que superan los 3.000 metros de altura.

Y, por si todo ello supiera a poco, en el valle también se encuentra la estación de esquí de Boí-Taüll Resort, que posee la cota más alta de los Pirineos.

Gracias a su ecléctico clima, frío y nevado en invierno y calido y soleado en verano, el Vall de Boí se ha convertido en un codiciado destino turístico para todo el año.

Para los amantes del Románico

Considerado la cuna del Románico catalán, el Vall de Boí cuenta entre su patrimonio histórico-monumental con algunos de los más destacados ejemplos de arquitectura y arte en este estilo. El conjunto monumental del valle ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad gracias a iglesias de la importancia de Sant Climent de Taüll, una de las últimas construcciones del románico lombardo en Cataluña. Fue consagrada en 1123 y es el auténtico emblema de toda la comarca.

Otras destacadas muestras del románico en esta zona son Santa María de Taüll (siglo XIII), la iglesia de Santa María de la Asunción (L’Assumpció), donde destaca su portada de arquivoltas de medio punto con columnas, o la iglesia de Santa Eulalia de Erill la Vall, cuyas impresionantes torres campanario han contribuido considerablemente en aumentar la fama del románico lombardo del Vall de Boí.

viaje taull

Gastronomía y alojamiento en el Vall de Boí

La gastronomía tradicional del Vall de Boí se compone tanto de platos típicos de la cocina de Lérida como por otras recetas más tradicionales de influencia montañesa. El resultado es un exquisito recetario que incluye la ensalada de montaña, el arroz a la cazuela con conejo y senderuelas, la sopa de pastor con tomillo, el bacañao al estilo de Taüll, los caracoles a la cazuela o la típica tortilla de “moixarrons” y “carreretes”.

En cuanto a la oferta de alojamiento, en el Vall de Boí se pueden encontrar buenos hoteles de cuatro estrellas como el Aparthotel Augusta o el Hotel Manantial.

Dentro de la categoría de tres estrellas se hallan el Hostal Rural Santa María, el Romànic o el Boí Taüll Resort. La oferta se completa con alojamientos de dos estrellas como el Hostal L’Aüt, el La Plaça, el Rantiner, el Pey, el Pernalle, el Fondevila, el Bouquet, el Xalet De Taüll, el Taüll y el Caldas.

Todo el año para disfrutar del Vall de Boí

La oferta de ocio y actividades en el Vall de Boí está destinada a los amantes del turismo rural, de los deportes de montaña y del esquí, y a todos aquellos que deseen disfrutar de una exclusiva oferta cultural.

El esquí es el deporte por excelencia, ya que la estación de Boí Taüll cuenta con 49 excelentes pistas situadas a una altura de 2.750 metros. Pero cuando la nieve desaparece también se pueden practicar en el Vall de Boí otras actividades como la escalada, travesías y ascensiones, senderismo, hípica, parapente, caza, pesca o barranquismo.

Para todos aquellos viajeros que simplemente busquen la tranquilidad de un paseo por la naturaleza, el Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici es una opción de lujo. Y, para finalizar el día, podemos reponernos y cuidarnos en el relajante Balneario Caldes de Boí.

Comments
  1. turismo rural lleida |