La mítica Ruta 66

En Estados Unidos hay muchas cosas por ver, los viajes a este país son obligados para conocer de primera mano los escenarios más espectaculares de nuestras películas favoritas. La ciudad de Nueva York es la que más visitas recibe. Las Vegas es otro reclamo turístico muy importante, así como California y su impresionante costa. También Hollywood, la ciudad de las grandes estrellas, Texas, el hogar de indios y vaqueros, Tennessee la capital del country, y otras muchas ciudades que son los destinos más buscados por los apasionados de este país.

Una muy buena forma de conocer Estados Unidos en su más pura esencia es encima de una moto o en el interior del coche viajando a través de la famosa Ruta 66.

Si estáis pensando en vivir esta aventura, nos os perdáis este post, os contamos qué hacer y que ver en cada uno de los 8 estados por los que transcurre esta mítica ruta.

Casi 4.000 km y 8 estados

La concurrida y famosa ruta 66//theautochannel

Etapa 1: Illinois

Esta ruta comienza en Chicago (Illinois) y finaliza en Los Ángeles, son ni más ni menos que 3.939 kilómetros. La ruta puedes realizarla  en grupo con guía o por tu cuenta donde tú estableces el ritmo. A parte de impregnarte del auténtico espíritu aventurero, conocerás a muchas personas que comparten tu mismo sueño. Descubrirás: el famoso lejano oeste, las típicas gasolineras, moteles y bares de carretera, paisajes inconfundibles que año tras año suman más visitantes y viajeros.

En Chicago y metidos de lleno en la conocida carretera principal Mother Road es hora de sumar kilómetros. Si decides viajar con guía no tendrás problema alguno, lo tendrán todo planeado. Pero si eres más independiente y prefieres “descubrir mundo” te aconsejamos señalar en el mapa los moteles así como las gasolineras o los lugares turísticos que merecen un alto en el camino.

Mapa de la ruta 66

La ruta, desde Chicago (Ilinois) hasta L.A (California)//reuthers

Antes de abandonar Chicago y de echarse a la carretera aprovechad para presenciar un espectáculo de Jazz o Blues en una de tantas tabernas que se reparten por esta ciudad. Imprescindible también visitar la Torre Willis, uno de los edificios más altos del mundo con 422 metros de altura.

Partiendo desde Illinois

Partiendo desde Illinois, Chicago//Route66 Motel

Al salir de Chicago, en mitad del camino se encuentra uno de los locales favoritos por los moteros para comer auténtica comida americana. Este lugar se llama Dell Rhea’s Chicken Basket, ellos mismos describen su plato estrella como “El pollo frito más famoso de la historia de la ruta 66”, ¡habrá que ir a comprobarlo!

Dell Rhea Chicken Basket

El mejor pollo frito del mundo//S Jones

El trayecto con paisájes deserticos a cada lado de la carretera, continúa cruzando Illinois en paralelo al majestuoso río Missisippi hasta llegar a Springfield.  En este tramo es posible visitar cementerios de coches antiguos. En Springfield se puede aprovechar para hacer algo que seguro habéis visto en muchas películas: ir al autocine, el más famoso de este lugar es el: Route 66 Twin Drive-In.

Etapa 2: Missouri

Dejando atrás Springfield, la ciudad más importante para visitar de camino a Missouri es St.Louis donde se puede hacer un recorrido por las mejores cervecerías, compras por las calles más comerciales o visitar lugares emblemáticos como el Chain of Rocks Bridge o el Gateway Arch. Un dato curioso de esta ciudad es que la llaman la Ciudad del Béisbol pues su equipo, St. Louis Cardinals, es el segundo mejor de toda la historia del béisbol.

St Louis es una ciudad llena de ocio y cultura

Next Stop, Missouri, St Louis//Route66 Motel

Después, seguiremos recorriendo el medio oeste, pasaremos por  varias localidades que mantienen la verdadera esencia americana, visitas que si te decides a realizar te encantarán y no sólo por la hospitalidad de la zona.

El paisaje es idílico y las localidades a su paso tienen gran encanto

Kansas, el mejor tramo de la ruta 66//Route66 Motel

Etapa 3: Kansas y Oklahoma

La próxima parada es Kansas. Entre Missouri y Kansas se encuentra el mejor tramo de esta ruta 66, conocido como la meca de esta famosa ruta. En la ciudad de Joplin nos asombrará el fantástico espectáculo de la naturaleza protagonizado por las grandes cataratas de Joplin. Adentrándonos en Oklahoma hasta la ciudad de Tulsa podreis probar la deliciosa comida del famoso Paseo Arts, avenida repleta de bares y restaurantes para reponer fuerzas y seguir con el viaje.

El Tulsa se encuentra una excelente gastronomía

Oklahoma, Tulsa//Route66 Motel

Etapa 4: Texas

Nos despedimos de Tulsa y decimos “Hao”, ya que entramos de lleno en territorio de indios y vaqueros, de cherokees, de americanos nativos, de pieles rojas, lugar plagado también de ranchos y búffalos. El lugar donde pararemos es la pequeña y antigua ciudad de Amarillo. Es asombroso observar esta zona donde se levantan importantes referencias a estos poblados que han protagonizado miles y miles de películas.

Encontramos en Texas el famoso Cadillac Ranch

Texas, territorio de indios y vaqueros//Route66 Motel

 Además, aquí en Texas, también se encuentra el símbolo más famoso de la Ruta 66: El Cadillac Ranch. En estos momentos es hora de echar la vista atrás y darse cuenta de los logros conseguidos hasta el momento pues ya estamos en el punto medio del recorrido. ¡El 50% del trayecto se ha superado con éxito!

Uno de los símbolos más famosos de la ruta 66

El Cadillac Ranch//houstonfreeways

Etapa 5: Nuevo México

Es ahora cuando nos adentramos en el desértico estado de Nuevo México. Es muy recomendable visitar  Tucumcari, Santa Rosa y Albuquerque, ésta última es la ciudad más grande de Nuevo México y es totalmente indispensable visitar el casco histórico, Nob Hill y el Indian Pueblo Cultural Center.

No hay que demorar la marcha pues la noche nos espera en Santa Fe, la capital de Nuevo México donde encontramos gran choque de culturas.  Cabe destacar que en un pueblecito cercano a Santa Fe vive una comunidad nativa prehispánica, un poblado declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1992.

Albuquerque la ciudad más grande, Santa Fe la capital multicultural

Nuevo México, Santa Fe//Route66 Motel

Etapa 6: Arizona

En Arizona se puede realizar varias excursiones como "El Valle de los Monumentos"

Arizona es la puerta de entrada al Grand Canyon//Route66 Motel

En Arizona el paisaje se torna puramente montañoso, aquí nos espera una excursión espectacular alrededor del Valle de los Monumentos, conocido por ser escenario de múltiples películas western, muchas de ellas protagonizadas por John Ford. Otra visita obligatoria,  es la del bosque petrificado Petrified Forest National Park, nos dará la sensación de haber entrado en un bosque encantado donde los árboles son piedras fosilizadas. Al llegar a la ciudad de Williams sabremos que estamos en la puerta de entrada del Gran Cañón del Colorado. 

Una de las visitas más esperadas de la ruta 66

Las espectaculares vistas del Grand Canyon del Colorado/wikipedia

Antes de marcharnos de la ciudad de Williams sería interesante visitar el pueblo de Wild West Junction que mantiene el típico aspecto salvaje del medio oeste.

Las emociones fuertes no cesan y llegamos a una de las ciudades más esperadas de todo el recorrido, ¡Las Vegas! Esto supone un desvío de la oficial ruta 66, pero esta nueva dirección lo merece. Pasar un día, o dos, en la capital mundial del ocio es una experiencia única.

Visita opcional de la ruta 66

Welcome to Vegas!//ADTeasdale

Etapa 7: California

Ya estamos muy cerca de California y la ruta 66 está a punto de culminar. Al abandonar Las Vegas ponemos rumbo fijo a Santa Mónica. Se empieza a notar la brisa del mar, divisamos las playas y las ganas de disfrutar del calor sentados en algún bar, dando un agradable paseo en bicicleta, haciendo algunas compras o visitando lugares de interés. Con todo, llegamos al muelle de Santa Mónica que pone punto y final a la fantástica ruta 66.

Aquí acaba la ruta 66

Última parada: Santa Mónica, California//Route66 Motel

Para concluir con el viaje nos desplazaremos hasta Hollywood y finalmente a Los Ángeles. Si las fuerzas todavía no os han abandonado se puede dar un paseo por esta gran ciudad, sería una pena marcharse sin descubrir el dowtown: el antiguo pueblo colonial español, la zona moderna de los rascacielos y la zona de los teatros de Broadway. Con muchos kilómetros a las espaldas, muchas experiencias vividas y grandes ciudades descubiertas, es hora de volver a casa, eso sí, ¡pensando en el próximo destino!