Viajar con los peques de la casa

Cuando se acercan las vacaciones muchas familias se platean donde acudir y además, en qué tipo de transporte. Ya que muchas veces surgen numerosas dudas acerca de la conveniencia del viaje. A continuación plateamos unos consejos para cada tipo de transporte.

Viajar en coche

El coche nos permitirá libertad de movimientos. Pero suele resultar muy pesado para los pequeños. Así que para que no sea tan molesto debemos llevar lo siguiente:

-Comida de tentempié como snacks, galletas, zumos, fruta…

-Juguetes, cuentos, cuadernos para colorear…

-Escuchar en el coche música infantil.

-Productos de higiene.

Y muy importante descansar cada dos horas y dejar que jueguen un rato.

Viajar en avión

El avión puede ser perfecto ya que despertara más curiosidad a los peques. He aquí algunos consejos:

-En el momento del despegue y el aterrizaje, resulta muy útil dar el biberón al bebe o si es mayor ofrecerle un chicle o un caramelo, para evitar que le duelan los oídos.

-Darle de beber con frecuencia ya que podría deshidratarse.

-Llevar ropa cómoda y adecuada a la temperatura ambiente del avión. Algunos padres les suelen poner el pijama.

-Si el niño suele marearse, lo mejor es que no como demasiado en las dos horas previas al vuelo.

-Juguetes para juegue y no le sea tan pesado.

Viajar en tren

Todos los consejos que hemos indicando para el coche y el avión se pueden aplicar a la hora de viajar en tren.

Viajar en  Barco

El barco nos permite que los niños puedan moverse por grandes distancias, acompañados de sus padres.

Las ventajas de viajar en barco podrían ser las siguientes:

-Paseos por la cubierta, que para los más pequeños serán muy divertidos ya que observan el mar y hasta podrían ver delfines.

-Zona de juegos infantiles en el barco. Pueden conocer a otros niños.

-Algunos barcos cuentas con salas de ocio, bares, restaurantes, cine etc. interesante para entretener a los peques.

-Una ventaja a la hora de la tarifa es que los menores de 2 años viajan gratis, y para las otras edades suelen haber ofertas muy interesantes.

Una desventaja a la hora de viajar en barco es que los trayectos pueden resultar demasiado largos y pesados para los niños.

Ahora que te hemos facilitado unos pequeños consejos solo debes elegir el transporte y el lugar.