Una visita a Barcelona

Si nunca has pasado unos días en Barcelona no sabes lo que te pierdes, pero si ya has estado alguna vez, debes saber que aún te queda mucho por conocer. Su importancia y tamaño la hace ser considerada como segunda capital de España, sólo por detrás de Madrid.Barcelona,también conocida como la Ciudad Condal, ofrece ocio, cultura, playas y todo lo necesario para unas vacaciones. Su inconfundible carácter mediterráneo se une a su estilo y modo de vida cosmopolita formando una ciudad para todos los gustos.

Si piensas visitarla este verano debes saber que no hace falta gastar mucho dinero para poder disfrutarla, puedes escoger alojarte en una de las muchas pensiones que se ofertan y, por un precio muy asequible, estar cerca de todo en la ciudad.

Barcelona tiene una extensa costa, con muchas playas urbanas. En el área de la Barceloneta, en Poble Nou o en la zona de la Vila Olímpica podrás tomar el sol, bañarte y relajarte. Si prefieres el movimiento nada como los deportes acuáticos o en la arena. Todas las playas están a poca distancia de la ciudad así que podrás acercarte a ellas en transporte público o incluso caminando.

Maremagnum, Puerto de Barcelona

Además de tomar el sol, hay infinidad de cosas más que hacer, así que, no pierdas el tiempo y date una vuelta por el casco antiguo: el Barrio Gótico y las Rambla te sorprenderán,tienen desde bares y restaurantes hasta museos o monumentos, como la Catedral.

Para moverte por la ciudad y aprovechar tu estancia al máximo puedes alquilar una bicicleta, así mientras vas de un sitio a otro no se te escapa nada a tu alrededor. No te olvides de pasear por el Maremágnum donde también puedes comer o ir de compras.

Parc Güell en Barcelona

Por supuesto la visita a la Sagrada Familia no puede faltar, así como la subida al Montjuic, allí conseguirás las mejores fotos. Si quieres disfrutar de la riqueza de la arquitectura modernista la encontrarás sobretodo en la zona de L’Eixample y en el Parc Güell de Gaudí, uno de los iconos de la ciudad.

Cuando hagas un descanso para reponerte prueba su gastronomía más típica para sumergirte de lleno en su tradición. La botifarra y la crema catalana, entre otros platos, seguro que te encantarán.

En definitiva, Barcelona ofrece unas vacaciones completas y es un destino ideal tanto para una escapada de fin de semana como para una estancia más larga, pues siempre esconde nuevos lugares que visitar.